Premo

Crédito: Una Herramienta Poderosa en los Negocios

Desde la inserción del capitalismo como modo de producción reinante en el mundo, las necesidades de financiamiento para generar riqueza han estado presentes. Para que una empresa pueda producir, la fuerza de trabajo (personas) y el capital (dinero, tecnología, maquinaria) deben de interactuar. Para conseguir esto, el crédito es una herramienta poderosa, ya que permite a las personas poner en marcha sus ideas. En esencia, las instituciones de financiamiento y crédito son los intermediarios entre aquellos que tienen el capital y aquellas personas que tienen ideas para iniciar negocios.

Se trata de un esquema circular: un empresario cuyas utilidades son elevadas generalmente coloca sus excedentes en una institución financiera para resguardar su dinero (ahorro), y la institución financiera presta el dinero a un emprendedor cuyo proyecto sea viable y pueda generar en un futuro nuevas utilidades. Una definición compacta de crédito es: el uso del dinero por parte de un tercero para adquirir un bien, servicio, tecnología, o cualquier otro activo. En los negocios, los créditos son utilizados para crecer, modernizar, ampliar la capacidad, adquirir maquinaria y equipo, aprovechar oportunidades de insumos, y otras opciones cuyo fin es generar mayores utilidades. Un buen empresario siempre acompaña su solicitud de crédito con un proyecto viable en el cual es capaz de demostrar que su plan para el uso del capital va a generar más que los intereses que le cobrarán en el plazo convenido.

El crédito tiene la capacidad de brindar liquidez a tu negocio, generando la opción de invertirlo en el capital de trabajo para acelerar los retornos de ganancias y hacer más eficiente tu ciclo de producción: insumo-transformación-venta. No obstante, una mala gestión de tus líneas de crédito o financiamiento puede generar costos importantes en tu flujo de efectivo. Es muy importante asesorarse sobre los montos y plazos que mejor se adaptan a tu negocio. Cada sector o giro empresarial tiene diferentes condiciones para generar el retorno del dinero. Debes conocer muy bien tu capacidad de flujo para solicitar una línea de crédito que sea pertinente a tus necesidades. El crédito debe trabajar para ti, y no en tu contra.

En PREMO, nuestros asesores están capacitados para ofrecerte el financiamiento adecuado a tus posibilidades. Con nosotros encontrarás tasas competitivas, montos de hasta 10 millones de pesos, plazos de hasta 60 meses, y la posibilidad de reactivar tu línea inmediatamente después de tu último pago, para que tengas un margen de maniobra que te permita gestionar tus decisiones hacia el futuro.

En el mundo actual, conviene contar con una opción de financiamiento ágil que te pueda dar respaldo de liquidez en el momento que lo requieras. En la mayoría de los casos, las Pymes dejan pasar oportunidades por falta de liquidez. Con las opciones que te ofrece PREMO, puedes tomar esas oportunidades, y ponerte a la cabeza de tu competencia.

Suscribirme al newsletter